Ni Una Menos


Choele Choel.- Desde el Área de la Mujer de la Municipalidad de Choele Choel consideramos necesario volver a hacer hincapié en algunos conceptos que entendemos fundamentales para reflexionar sobre las situaciones de violencia que sufrimos las mujeres. “Violencia” es la imposición de la voluntad de una persona sobre otra con intención de hacerle daño, con el propósito de satisfacer sus propias necesidades físicas y psicológicas. “Violencia de género” es aquella ejercida contra una mujer por ser mujer, es decir, por su condición de género. Los vínculos signados por la violencia son relaciones asimétricas, en donde el hombre impone su voluntad sobre una mujer de manera sistemática y cíclica, atravesando tres fases: acumulación de tensión, descarga y etapa de reconciliación, para volver a empezar el ciclo.

Ni Una Menos

¿Cómo llegamos a construir este tipo de relaciones? No es de un día para el otro, ni de manera aislada. Nos interesa discutir la idea de que “cada casa es un mundo”, porque lo que sucede puertas adentro está absolutamente relacionado y determinado por lo que circula socialmente. Las causas profundas de lasprácticas de sometimiento y agresión hacia las mujeres atraviesan nuestra sociedad, porque son producto de una cultura que genera y sostiene la violencia machista. La reproducimos y fomentamos cada vez que cuestionamos a una mujer por cómo se viste, cuando la condenamos por salir de noche y dejar al cuidado de terceros a sus niños, cuando la criticamos porque se separó de su pareja cuando se hartó de ser insultada, cuando sospechamos de ella porque no se casó o no quiere tener hijos, cuando criamos varones para que sean los “jefes de la casa” y chicas para que “cuiden a la familia”.

La violencia de género nos atañe a todos, en cada ámbito que transitemos. Debemos sostener y propiciar más espacios para la escucha, el debate y la reflexión colectiva no sólo sobre la violencia física y sexual, sino también sobre todas las otras modalidades de violencia que hemos “naturalizado”: psicológica, simbólica, mediática, económica y patrimonial.

También las instituciones deben comprometerse seriamente con esta problemática, que demanda que cada área del Estado (Justicia, Policía, Gobiernos, Salud y Educación) disponga de los recursos y la voluntad para erradicar la violencia machista y asistir a las víctimas. Si las personas que trabajan en dichas instituciones son violentas o justifican la violencia machista, difícilmente cumplan con su deber de ayudar a las víctimas, por mucho que las leyes las obliguen. Mientras no realicemos transformaciones de fondo en los planos doméstico, laboral, político y mediático, no será posible que realicemos el gran anhelo de una gran parte del pueblo argentino: ¡Ni una menos, vivas nos queremos!

0 comentarios:

Isla 92 en Facebook

Seguinos en Twitter

Photobucket

Archivos

Google+ Followers

Subscribe via Email

Escribe tu Email Aquí:

FeedBurner

Para quedar subscripto debe confirmar mail de Feed Burner ej: Aquí
todas las fotos de este sitio pueden ser usadas, lo único que pedimos es que nombren la fuente a cambio gracias www.isla92.com.ar

Acerca de

Mi foto
Choele Choel Patagonia Argentina
Ver todo mi perfil
Se ha producido un error en este gadget.